ENEL optimiza eficiencia de turbina tras cambio de cojinete en mal estado

Comparte este post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Operarios realizan mantenimiento en la Unidad o turbina 2 de la Central Hidroeléctrica Centro América

 

Con la sustitución de un cojinete que funcionaba incorrectamente en el generador de la Unidad Dos de la Planta Hidroeléctrica Centro América (PCA), la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL) garantiza que la turbina- órgano fundamental para la generación hidroeléctrica-realice perfectamente su función y así cumplir con el aporte energético al Sistema Interconectado Nacional SIN.

La sustitución del cojinete inferior del generador se realizó tras una anomalía detectada por los operarios en el aceite que es utilizado para la lubricación adecuada de los componentes de la turbina.

Tubería forzada (izquierda) y Bypass (derecha), Central hidroeléctrica Centro América

El Ingeniero Jorge Desayes, Director General de Generaciones de ENEL, señaló que gracias al moderno Sistema SCADA instalado recientemente durante la rehabilitación y modernización de las Centrales Hidroeléctricas, se detectó que el aceite estaba de color oscuro, fuera de lo normal, por lo que la Empresa procedió a mandar a realizar un análisis físico-químico, mismo que indicó que se debía a una contaminación por parte del material babbitt (metal antifricción) del cojinete, es decir, había un roce o fricción lo que provocaba que el aceite presentara ese color oscuro.

Ante esto, el Presidente Ejecutivo de ENEL, Ing. Ernesto Martínez Tiffer solicitó a la Empresa Andritz Hydro el desmontaje del cojinete, con lo que efectivamente se comprobó su mal estado, por lo que se procedió a su cambio o sustitución.

“Se cumplió el diagnóstico físico-químico del aceite, efectivamente el problema estaba en el babbitt… el cojinete se cambió, se armó y entró a funcionar la máquina”, agregó el Director de Generaciones.

Producción hidroeléctrica no se detuvo

Aunque esta turbina estuvo fuera de operaciones mientras se realizaba su mantenimiento (del 20 al 26 de junio), ENEL garantizó la generación hidroeléctrica a través de su Unidad Uno, la otra turbina de 25 megavatios (MW) de potencia instalada.

Asimismo, como la unidad en mantenimiento no podía garantizar los 11m3 s (metros cúbicos por segundo de agua), de los 22 m3s que necesita la Planta Hidroeléctrica Larreynaga, se activó el Bypass cuya capacidad es de 11 m3 s, y sumado a los enviados por la Unidad Uno se garantizó los 22 m3s para que Larreynaga funcionara al 100 por ciento.

“Es el fin del Bypass, garantizar que mientras una unidad está fuera de operaciones se envié el agua necesaria para el funcionamiento de Larreynaga”, indicó el Ingeniero Desayes.

Una vez entró en funcionamiento la Unidad Dos, se cerró el Bypass. Actualmente la Central Hidroeléctrica Centro América de 50 MW de potencia instalada, opera al cien por ciento.