ENEL: 27 años Generando Energía Limpia

 

En el año 1942, en Nicaragua operaban empresas privadas y municipales para brindar el Servicio Público de Energía Eléctrica. Hasta en 1948, el Estado de Nicaragua, adquirió la empresa Central American Power, de propiedad privada, localizada en Managua; pero con el avance del tiempo en 1952, se iniciaron los estudios preliminares de los caudales y precipitaciones del Río Viejo, para el aprovechamiento del recurso hídrico en el país. Dos años después en 1954 se constituyó la Empresa Nacional de Luz y Fuerza (ENALUF), una empresa estatal a cargo de la generación, transmisión, distribución y comercialización de la energía eléctrica; luego como una decisión gubernamental en 1955, nació la Comisión Nacional de Energía (CNE) como Ente Regulador del Sector.

 

Con el Triunfo de la Revolución Popular Sandinista el 19 de Julio de 1979, el Estado de Nicaragua, crea el Instituto Nicaragüense de Energía (INE), mediante Decreto Legislativo del 23 de Julio de 1979 publicado en La Gaceta, Diario Oficial número 2 del 23 de agosto del mismo año; su Ley Orgánica fue creada por Decreto No. 87 publicado en La Gaceta, Diario Oficial No. 106 del 6 de junio de 1985. La función del INE (1985-1994), consistía en operar el sector eléctrico del país, como Ente Regulador del Sector Energético y rector de la Política Energética Nacional.

 

Creación de ENEL

 

Fue hasta el 28 octubre de 1994, nace la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL), con el objetivo de “generar, transmitir, distribuir y comercializar energía eléctrica en el país”, esto de acuerdo al Decreto Ejecutivo No. 46-94, publicado en La Gaceta, Diario Oficial No. 204 del 1 de noviembre de 1994 en el artículo primero señala “Créase la Empresa Nicaragüense de Electricidad, entidad del dominio comercial del Estado, con personalidad jurídica y patrimonio propio, duración indefinida y plena capacidad para adquirir derechos y contraer obligaciones, que en adelante se denomina la Empresa o simplemente ENEL”.

 

Durante su creación ENEL administra las Plantas Termoeléctricas Nicaragua y Chinandega; Planta Geotérmica Momotombo, Plantas Hidroeléctricas (PCA) y (PCF); y Las Planta Térmicas Las Brisas y Managua. Cuatro años después, en 1998, en manos de Gobiernos neoliberales, ENEL sufre una segmentación y privatización de la mayoría de sus empresas derivadas.

 

 

Ing. Ernesto Martinez Tiffer, Presidente Ejecutivo de ENEL junto al Ing. Sandino Cooper

El ingeniero Justo Sandino Cooper, ex Gerente General de Generaciones de ENEL y con medio siglo de experiencia en el campo energético del país, comparte que “durante este proceso de segmentación y privatización, se privatizan las Plantas Nicaragua y Chinandega, que pasaron a integrar la Generadora Eléctrica Occidental, S.A. (GEOSA) y se entrega la explotación del Campo Geotérmico y Planta Momotombo. Asimismo, se crean las empresas estatales Generadora Central S.A. (GECSA), la Empresa Generadora Hidroeléctrica S.A. (HIDROGESA), la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (ENATREL), quien queda a cargo de la transmisión y el Centro Nacional de Despacho de Carga (CNDC); y la Empresa Disnorte-Dissur, empresa privada que se encarga de la distribución y comercialización de la energía”.

 

Tras la segmentación y privatización que sufre ENEL bajo los Gobiernos neoliberales, queda únicamente con HIDROGESA que aglutina a las 2 plantas hidroeléctricas (PCA) Y (PCF); y GECSA (Planta Managua). Si bien la intención de los Gobiernos neoliberales era privatizar estas empresas remanentes, no se logró, porque en el 2007 con la Victoria del Pueblo y llegada del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional (GRUN) se paralizan las privatizaciones. Desde entonces las Plantas Hidroeléctricas se convierten en el “corazón” de ENEL y por medio de ellas la empresa aporta al desarrollo productivo del país con energía limpia, segura y competitiva.

 

Es hasta en el año 2011 bajo la dirección del GRUN que, por medio de la Ley de Industria Eléctrica, Ley. No. 272, aprobada el 7 de julio de 2011, se ordena la “disolución sin solución de continuidad” de las empresas HIDROGESA, GEMOSA Y GECSA, logrando la reunificación de ENEL.

 

Asimismo, en septiembre de 2020 se transforma la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL), en un Ente Descentralizado del Poder Ejecutivo que queda adscrito bajo la rectoría sectorial del Ministerio de Energía y Minas, y se establece que la Empresa no podrá ser objeto de privatización, mediante la Ley N°.1038 “Ley de Reforma al Decreto Ejecutivo No. 46-94, Creación de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL) y sus reformas”. Esta ley fue resultado de una Iniciativa enviada con trámite de urgencia por el presidente de la República comandante Daniel Ortega Saavedra.

 

ENEL en la actualidad

 

En la actualidad ENEL administra las Planta Hidroeléctrica Centro América con 50 Megavatios, Planta Hidroeléctrica Larreynaga con 17 Megavatio, (puesta en operaciones en el año 2015) y Planta Hidroeléctrica Carlos Fonseca 50 Megavatios, ubicadas en el norte del país en los Departamentos de Jinotega y Matagalpa; “Tres plantas en cascadas que reutilizan el agua de los embalses Apanás y Asturias para la generación hidroeléctrica”, así lo destaca el Ingeniero Jorge Desayes, Gerente General de Generaciones de ENEL. Continuando con la generación de energía, ENEL administra las Plantas Térmicas Managua, (12 MW) y Las Brisas de 65 MW (fuera de operaciones), la Planta Geotérmica Momotombo de 77 MW (en arriendo), y pequeñas plantas aisladas en la Costa Caribe.

 

A sus 27 años de creación ENEL, nuestro Buen Gobierno del Presidente Comandante Daniel Ortega y Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo, reafirma su compromiso de avanzar en la promoción y generación de Energía Limpia y Amigable con el Medio Ambiente, y continuar contribuyendo al desarrollo social, productivo y económico del país.

 

 

 

{{#image}}
{{/image}}
{{text}} {{subtext}}

 

 

 
 
 

 

 

 

 

Enlaces de Interés