Luis Alfonso Velásquez Flores (1969- 1979), niño mártir de la Revolución.

 

Nació el 31 de julio de 1969 en la ciudad de Managua en la Colonia Máximo Jerez, era el menor de síes hermanos, hijo de Daniel Velásquez y Valentina Flores de Velásquez. El 27 de abril de 1979 durante un enfrentamiento entre guerrilleros y la Guardia Nacional, recibió dos disparos en la cabeza y su cuerpo fue aplastado por las llantas del vehículo en el que viajaban los autores del crimen, este hecho ocurrió en la pita La Radial, en El Dorado, a la hora de su muerte vestía un pantaloncito azul de corduroy y zapatos color blanco.

 

Cinco días después falleció pocos antes de cumplir 10 años, el 2 de mayo de 1979. Su nombre aún se recuerda y su legado trata de mantenerse vivo a través de proyectos para la niñez. Mucho que le conocieron dicen que era un niño feliz y cuentan que en una ocasión una de las células de la juventud organizando actividades en contra del gobierno de Somoza, discutían la toma de escuelas y los niños como rehenes, pero Luis Alfonso propuso se tomaran las iglesias porque los niños tenían derecho a la educación.

{{#image}}
{{/image}}
{{text}} {{subtext}}

 

 

 
 
 

 

 

 

 

Enlaces de Interés