Delegación de ENEL con ofrenda floral en mausoleo de Tomás Borge.

 

representantes_enel.jpg

Una representación de trabajadores de ENEL, encabezada por su Presidente Ejecutivo, Ingeniero Ernesto Martínez Tiffer, depositó una ofrenda floral la mañana de este 30 de abril en el mausoleo del Comandante Tomás Borge Martínez, quien hace un año pasó a la inmortalidad, como todo revolucionario que ha luchado incansablemente toda la vida.

La delegación estuvo compuesta por representantes sindicales, del Consejo de Liderazgo Sandinista (CLS) y de la Juventud Sandinista.

Nacido el 13 de agosto de 1930 en Matagalpa, el comandante Tomás Borge se integra desde muy joven a la lucha contra la dictadura que la familia Somoza mantenía en Nicaragua desde el asesinato de Augusto Sandino. En 1943, a los 13 años se implicó en actividades revolucionarias. En 1946, con 16 años, editó el periódico "Espartako" contra el régimen del general Anastasio Somoza García.

Su encuentro con Carlos Fonseca

Después de realizar los estudios de secundaria se matriculó en 1954 en la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Nicaragua en León, en donde conoce al año siguiente a Carlos Fonseca con quien se uniría en una fuerte amistad. Carlos Fonseca influyó fuertemente en Borge, aunque era seis años menor. Junto a él leyó los primeros libros que marcarían su devenir político. Leyó Utopía de Tomás Moro, los trabajos de John Steinbeck, las obras de Karl Marx, Friedrich Engels y las obras de Lenin.

De esta amistad y con otros revolucionarios como Jorge Navarro, Coronel Santos López, Germán Pomares y Silvio Mayorga derivaría la fundación del Frente Sandinista de Liberación Nacional, que 20 años más tarde, el 19 de julio de 1979, derrocaría a la dictadura somocista, encabezada por Anastasio Somoza Debayle, el último marine, como se le denominó por la obediencia ciega de ese régimen tenía a los gobiernos de Estados Unidos.

El comandante Borge ocupó la cartera de Ministro del Interior en el primer gobierno sandinista. Durante la lucha contra los gobiernos neoliberales fue diputado del Parlamento Centroamericano y de la Asamblea Nacional, y hasta su muerte, el 30 de abril del 2012 era embajador en Lima, Perú.

Su fallecimiento

El comandante Borge ingresó al Hospital Militar Alejandro Dávila por una dolencia pulmonar, la cual lamentablemente no pudo superar. A las ocho de la noche con 55

minutos del 30 de abril la compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía anuncia su fallecimiento, cuando contaba con 81 años de edad.

comandante_borge.jpgTomás Borge mantuvo su coherencia ideológica y su compromiso de lucha hasta su muerte. En una entrevista realizada en el 2010 dijo:

"Me siento orgulloso de seguir siendo sandinista, de seguir siendo fiel a la bandera rojinegra de nuestro partido, de seguir siendo fiel a nuestra organización revolucionaria; y morir orgulloso de tener la frente levantada, y no haber sido desleal con mis principios, ni desleal con mis amigos ni con mis compañeros, ni con mi bandera, ni con mis gritos de combate".

Tal y como era su deseo, los restos del comandante Borge descansan a la par de los de su entrañable compañero y camarada, Carlos Fonseca, en el Parque de la Revolución de Managua.

30 de abril del 2013.

 

{{#image}}
{{/image}}
{{text}} {{subtext}}