Energía Geotérmica: Su potencial en Nicaragua

Cadena Volcánica de Nicaragua

 

Publicado: 26 de Septiembre 2021.

 

 

La presentación en el mes de enero del 2021 del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del Proyecto Geotérmico Volcán Mombacho a cargo de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL), la suscripción de un convenio entre Polaris Energy Nicaragua S.A (PENSA) con una subsidiaria de ORMAT Technologies Inc. para el suministro de una Unidad Binaria de 10 Megavatios (MW) que será instalada en la Planta Geotérmica San Jacinto-Tizate de 72 MW; y la continuidad del proyecto “Identificación de Yacimientos de Energía Geotérmica en Centroamérica para el Desarrollo Municipal (Yacimientos II)”, son las actividades más recientes relacionadas a la geotermia en Nicaragua y muestra de que el país continúa con los planes para aprovechar al máximo el calor del interior de la tierra para generar energía limpia a base de los recursos geotérmicos cuyo potencial se estima entre 1,500 y 2,000 MW.

 

Actualmente en Nicaragua hay dos campos geotérmicos en operación: Momotombo y San Jacinto-Tizate. El primero está ubicado en el extremo sureste de la Cordillera de los Maribios, a unos 40 km al noroeste de la ciudad de Managua, a orillas del Lago de Managua y en la vertiente sur del volcán Momotombo.

 

 

Planta Geotérmica Momotombo

La explotación de este campo geotérmico inició en 1983 con la primera unidad de generación de 35 MW; en 1989 se instaló una segunda unidad de 35 MW, y posterior una Unidad de Ciclo Binario (Convertidor de Energía ORMAT- OEC) con una capacidad instalada de 6,2 MW. El Campo Geotérmico Momotombo cuenta con una capacidad instalada de 77 MW, pero en la actualidad genera entre 20 – 25 MW. La Planta y Campo Geotérmico Momotombo es administrado por el Consorcio Privado Momotombo Power Company (MPC).

 

En relación al campo geotérmico San Jacinto-Tizate, está ubicado en la Cordillera de los Maribios a 10 km al noreste de Telica en el departamento de León. Los primeros estudios geo científicos en esta área se llevaron a cabo en 1953 y desde el 2005 el campo comenzó a ser explotado geotérmicamente, operando con dos turbinas en boca de pozo con una capacidad de 10 MW. La concesión de Explotación del campo está a cargo de la empresa Polaris Energy Nicaragua S.A (PENSA).

 

Estos dos campos forman parte de las doce áreas de interés para el desarrollo de la geotermia en el país, según el Plan Maestro Geotérmico de Nicaragua (2001) elaborado por el Ministerio de Energía y Minas (entidad sucesora de la Comisión Nacional de Energía - CNE).

 

Las otras 10 áreas con potencial geotérmico son: Volcán Cosiguina, Volcán Casita-San Cristóbal, Caldera de Apoyo, Caldera de Masaya, Managua-Chiltepe, Volcán Telica-El Ñajo, El Hoyo-Monte Galán, Volcán Momotombo, Tipitapa y la Isla de Ometepe.

 

Respecto al Volcán Cosigüina, desde el 2017 el Ministerio Energía y Minas (MEM) ejecuta el proyecto de Exploración del Campo Geotérmico Volcán Cosigüina (Estudios de Factibilidad), con un periodo de duración hasta el 2022.

 

Proyectos abiertos a financiamientos

 

Reserva Natural Volcán Mombacho, F. Cortesía
 

En algunos de los campos geotérmicos mencionados se han identificado proyectos que pueden ser implementados bajo diversas modalidades de inversión: Pública, Privada, Concesiones, Mixta y Asociación Público Privada.

 

Bajo la figura de Asociación Público Privada (APP), la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL) tiene identificada una cartera de proyectos que están en agenda para su inversión, entre ellos, la Construcción de una Central geotérmica en el Volcán Mombacho en Granada y la Construcción de una Central geotérmica en el Volcán Casitas - San Cristóbal en Chinandega.

 

Para la ejecución de estos proyectos, desde el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional (GRUN) se impulsan Políticas de incentivos para la promoción de generación eléctrica con fuentes renovables, las que contemplan: Exoneración del pago de los Derechos Arancelarios de Importación (DAI) y del pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA) sobre maquinaria, equipos, materiales e insumos destinados exclusivamente para las labores de pre inversión y construcción de las obras, entre otros beneficios.

 

Protagónica entre las fuentes renovables

 

La energía geotérmica juega un papel protagónico entre las fuentes renovables de Nicaragua. Datos de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (ENATREL) señalan que la capacidad instalada pasó de 87.5 MW en el 2006 a 154.5 MW en el 2018. Asimismo, en el 2020 fue la principal fuente de energía renovable con un 16% de generación en la matriz energética nacional y de enero a julio de 2021 esta fuente renovable representó el 14.41% de la generación total, según se describe en los informes de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica.

 

De igual forma durante el mes de agosto del 2021 la geotermia se posicionó como “la reina de las energías renovables en Nicaragua” con un 22% de la demanda eléctrica nacional, así lo destaca el portal informativo Energía Limpia XXI en un artículo publicado en su sitio web la primera semana de septiembre y que es fundamentado en datos publicados por el Centro Nacional de Despacho de Carga.

 

 

 

{{#image}}
{{/image}}
{{text}} {{subtext}}