ENEL lidera generación hidroeléctrica en el país

Planta Hidroeléctrica Larreynaga (PHL)

 

Publicado: 22 de Junio 2021

 

 

En los últimos años Nicaragua incrementó su capacidad instalada de energía hidroeléctrica en 53.2 MW adicionales, pasando de 104.4 Megavatios (MW) en el 2006 a 157.42 MW al cierre del 2020, según el Instituto Nicaragüense de Electricidad (INE).

 

El incrementó de la capacidad instalada a nivel nacional ha sido gracias a la entrada en operación de pequeñas centrales hidroeléctricas como: El Diamante (5 MW), Hidropantasma (12.5 MW), San Martín (5.7 MW), La Mora (1.9 MW), Salto Grande-Siempre Viva (5.3 MW), La Florida (0.3 MW), El Sardinal (1.2 MW), Las Cañas (4.25 MW), Yakalwas (1.48 MW), La Camaleona 0.80 (MW), entre otros proyectos hidroeléctricos de inversión privada, mayormente desarrollados en los departamentos de Matagalpa y Jinotega, y por medio de los que se lleva la energía a las zonas rurales más alejadas del país.

 

Asimismo, en mayo del 2015, el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional (GRUN) a través de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL) puso en marcha la Planta Hidroeléctrica Larreynaga (PHL) con una potencia instalada de 17 MW.

 

Con la generación de la PHL, el aporte de ENEL al Sistema de Interconectado Nacional (SIN) pasó de 100 MW a 117 MW, liderando la generación hidroeléctrica en el país.

 

En el 2020 ENEL por medio de sus tres hidroeléctricas (Carlos Fonseca, Centro América y Larreynaga) aportó el 12.8% de la demanda total al SIN, lo que representa el 86% de la generación hidroeléctrica neta nacional.

 

En reiteradas ocasiones durante entrevistas a medios de comunicación, el Ingeniero Ernesto Martínez Tiffer, Presidente Ejecutivo de ENEL, ha destacado que Nicaragua tiene un potencial de más de 2.000 megavatios en energía hidroeléctrica y que existen varios proyectos cuyos estudios de factibilidad y diseño están listos, a la espera de financiamiento e inversión.

 

Precisamente, ENEL se encuentra en búsqueda del financiamiento para la construcción de otras dos plantas hidroeléctricas, con una capacidad instalada de 49.5 MW (el Barro 32.5 MW y la Sirena 17.0 MW).

 

Asimismo, en el marco del Programa Nacional de Electrificación Sostenible y Energías Renovables (PNESER), Nicaragua inició la segunda etapa del “Plan Maestro de la Cuenca del Río Grande de Matagalpa y Cuenca Superior del Río Coco”, que consiste en la ejecución de Estudios de Prefactibilidad de los proyectos hidroeléctricos: Copalar Bajo (150 MW), San Pedro del Norte (75 MW), El Carmen (101 MW), Boboké (97 MW), Mojolka (105 MW), Wanawas (81 MW), Paso Real (22 MW), Masapa (34 MW), Corriente Lira (33 MW) y Paraska (59 MW).

 

El PNESER también detalla que se realizan Estudios de Factibilidad de los proyectos hidroeléctricos La Esperanza (7 MW), El Mono (3.3 MW), La Colombina (4.3 MW), Santa Elisa (8.7 MW) y El Carmen (82.5).

 

Mientras llegan esos proyectos, se puede destacar que Nicaragua ha dado un salto gigantesco en la transformación de su matriz enérgica pasando del 25% de generación de energía con fuentes renovables en el 2006 a más del 80% en mayo de 2021, impactando en el desarrollo económico y productivo del país.

 

 

{{#image}}
{{/image}}
{{text}} {{subtext}}