Crecimiento en la generación y cobertura eléctrica en Nicaragua se debe a la sabia dirección del Gobierno Sandinista

Ingeniero Ernesto Martínez Tiffer destaca los avances del país en materia energética

 

 

Publicado: 18 de Octubre 2021

 

 

Llegar al 75% de generación eléctrica con recursos renovables y una cobertura de más del 98% en Nicaragua, es un logro sin precedentes e histórico para el país, lo que ha sido posible gracias a la sabia dirección del comandante presidente Daniel Ortega, así lo destacó el presidente ejecutivo de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL), Ingeniero Ernesto Martínez Tiffer, en una entrevista brindada este 13 de octubre en la Radio 580, emisora de cobertura nacional.

 

El ingeniero Martínez Tiffer inició su intervención recordando los funestos apagones de casi 14 horas recetados a las familias nicaragüenses durante los Gobiernos neoliberales. “En el 2007 encontramos que además de que la generación era del 80% a base de combustible fósiles, la cobertura nacional llegaba un poquito arriba del 52%”, señaló el Ingeniero Martínez.

 

Bajo estas premisas por orientación del Presidente Daniel Ortega se inició a buscar financiamiento para diversificar la matriz y controlar los apagones, entre tanto, se contó con el gesto solidario del comandante Hugo Chávez y el comandante Fidel Castro, recordó el presidente Ejecutivo de ENEL, “Con el apoyo de Venezuela que cedió una cantidad de plantas térmicas que se instalaron se dio respuesta a esa demanda a medidas que se diversificaba la matriz, fue así como este 80% de generación que había a base de combustibles fósiles, se fue cambiado, se fue eliminando el petróleo poco a poco y metiendo, la energía eólica, la engería biomasa de los ingenios, la solar e hidroeléctrica”, expresó.

 

Al aporte de este cambio se sumó la Planta Hidroeléctrica Larreynaga, construida bajo el Gobierno Sandinista en el 2015 y mediante la cual se aportan 17 Megavatios (MW) al Sistema Interconectado Nacional (SIN) y cuya inversión fue de 80 millones de dólares aproximadamente. “En estos últimos años vino a contribuir a aumentar la energía hidroeléctrica que hoy en día significa un 15% de la generación total anual del Sistema Interconectado Nacional”, agregó.

 

Igualmente, indicó que la energía hidroeléctrica generada por las tres plantas hidroeléctricas admisntradas por ENEL -Centroamérica (50 MW), Carlos Fonseca (50 MW) y Larreynaga (17 MW) - permite regular la demanda en el país, sobre todo en los horarios picos o de mayor consumo.

 

Nicaragua aumentó su potencia instalada en más de mil megavatios desde el 2007

 

 

Subestación Eléctrica, Planta Hidroeléctrica Larreynaga

El Presidente Ejecutivo de ENEL también compartió que en el 2007 Nicaragua tenía 730 MW de capacidad instalada aproximadamente y que hoy día supera los 1,400 MW, prácticamente el doble.

 

“La generación total anual del Sistema de Interconectado Nacional (SIN) anda por los 3,700 gigavatios-hora (GWh), de eso la hidroeléctrica representa el 13%, la biomasa de los ingenios, la geotérmica y la eólica andan cerca del 15%, y las importaciones en un 20%. En lo que va de este año el 75% es a base de energía renovable, energía de recursos natural”, añadió.

 

Asimismo, reiteró que la energía hidroeléctrica que se genera en el país depende del Lago Apanás, creado en 1964 y el cual no sólo es motor de la generación hidroeléctrica, sino de la producción en el Valle de Sébaco. También se refirió a los programas desarrollados en la zona para detener la desforestación como el Mecanismo de Compensación por Servicios Ambientales (MECSA). “El despale ha sido uno de los problemas más graves que hemos tenido en la zona, pero desde hace años atrás y a través de unos fondos del BID hemos venidos reforestando la zona, premiando a los productores que hayan resembrado las áreas, total que en este momento el despale se ha detenido muchísimo y hemos recuperado áreas y tenemos los estudios completos de lo que debemos hacer para mantener el Lago Apanás cuya vida útil es de 150 años.”

 

Meta y Proyectos geotérmicos

 

Señaló que actualmente en el país operan dos proyectos geotérmicos, Momotombo con una capacidad instalada de 77 MW y San Jacinto de 72 MW, los que suman más de 140 MW de capacidad instalada. Igualmente, mencionó que hay tres proyectos para comenzar su factibilidad, Proyecto Laguna de Apoyo, Proyecto Mombacho y Proyecto Casita-San Cristóbal, este último ya aprobado su financiamiento por el Banco Mundial “nosotros como Estado a través de ENEL, tenemos una sociedad con Polaris Energy bajo la Asociación Público- Privada para desarrollar esta energía, estamos esperando que el Banco Mundial reanude su financiamiento, a corto plazo uno de estos tres proyectos estaría en capacidad de entrar en 6 años, lo que generaría 30 MW adicionales con energía geotérmica, recurso natural renovable que es lo importante”, enfatizó.

 

El ingeniero también mencionó que la meta como país es sustituir poco a poco todas las plantas que generan energía a base de combustible fósil, “por cierto existe una nueva planta de 330 MW construida en Puerto Sandino por New Fortress Energy, este es un proyecto de energía natural, el gas que se va a producir ahí, irá sustituyendo lo que es la generación a base de térmicas convencionales, esta planta viene a darle mayor estabilidad y confiabilidad al sistema, lo va a reforzar muchísimo y con esto se da un gran paso para cubrir la demanda en el país con engería firme”, expresó.

 

Durante la entrevista el ingeniero Martínez Tiffer también despejó dudas y respondió las consultas realizadas por los radioescuchas que seguían atentos a la transmisión. A la vez reiteró que la preocupación más grande del comandante Daniel Ortega siempre ha sido orientar que el servicio que le llegue a la población sea de la mejor y mayor calidad posible y al menor costo.

 

 

{{#image}}
{{/image}}
{{text}} {{subtext}}