El agua es vida y fuente de generación de energía limpia

 

 

Publicado: 19 de Marzo 2021

 

 

El valor del agua y su importancia para todos los seres vivos es el tema central del Día Mundial del agua 2021. Para la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL), el agua lo es todo, por ser su materia prima o recurso clave para la generación de energía limpia a través de sus Plantas Hidroeléctricas: Centro América (PCA), Carlos Fonseca (PCF) y Larreynaga (PHL), incluso para el funcionamiento de las Plantas Termoeléctricas Managua y Las Brisas.

 

Nicaragua, con más de 60 ríos, 46 lagunas, 2 lagos naturales y 3 artificiales, ve en el agua un alto potencial para generar energía (2,000 Megavatios, Energía Limpia XXI) y transformar su matriz energética en el marco del Programa Nacional de Electrificación Sostenible y Energía Renovable (PNSER) que ejecuta el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional (GRUN) desde el 2011.

 

En la actualidad, parte de ese gran potencial hidroeléctrico es aprovechado por ENEL a través del Embalse Apanás (lago artificial), ubicado a 5 kilómetros al norte de la Ciudad de Jinotega y considerado uno de los principales reservorios hídricos de Nicaragua, “Apanás es el reservorio estratégico de mayor importancia nacional, porque de ahí depende la generación hidroeléctrica, además es en este lago donde nace la cuenca más grande del país, la que se une con el Rio Viejo, pasa por el Lago de Managua (Xolotlán), posterior al Lago Cocibolca por medio del Río Tipitapa y va a terminar al Océano Atlántico a través del Río San Juan”, señala el Dr. Mario Torres, Director General de Proyectos de ENEL.

 

Vertedero Larreynaga
 

Es gracias al Embalse Apanás y a la infraestructura (Plantas hidroeléctricas) construida en su cuenca que, ENEL genera y aporta un promedio del 10% de energía limpia al Sistema de Interconectado Nacional (SIN) para cubrir la demanda energética nacional que es de 700 Megavatios (MW), según datos del Ministerio de Energía y Minas (MEM). Este aporte lo realiza a través de sus tres plantas hidroeléctricas (PCA, PCF y PHL) que en forma de cascadas reutilizan el agua de los embalses Apanás - Asturias y que juntas suman una potencia instalada de117 MW.

 

Pero la importancia de Apanás trasciende, de este espejo de agua depende la producción arrocera en el Valle de Sébaco, así como la producción de hortalizas, café, ganadería, además que es un Sitio Ramsar, es decir, un Humedal de importancia Internacional que funciona como refugio de conservación de flora y fauna, así como de aves migratorias.

 

Desde el 2007 tras el retorno del Gobierno Sandinista, ENEL inició a intervenir en la problemática que amenazaba con limitar el recurso hídrico de Apanás, cuya desforestación anual era de 1,110 hectáreas de bosques, “En los últimos 30 años se habían perdido 33 mil hectáreas, por lo que hemos venido revirtiendo este proceso, para eso ENEL bajo la conducción del Ingeniero Ernesto Martínez (Pdte. ejecutivo de ENEL) y con la participación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) logró conseguir una donación de 4 millones de dólares y posterior conseguimos otra donación de medio millón de dólares,  con el que hemos venido creando convenios por servicios ambientales con los protagonista de la zona,” agrega el Dr. Torres.

 

 

Vertedero Héroes y Mártires de Pancasán

Bajo el Mecanismo de Compensación por Servicios Ambientales MECSA (2018-2021), ENEL garantiza la reforestación, protección y conservación de aproximadamente 3 mil 200 manzanas. Actualmente la empresa tiene más de 560 convenios con productores que realizan servicios ambientales. Asimismo, junto al MARENA ha apoyado la acreditación e incorporación al Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP) de más de 40 Reservas Silvestres Privadas.

 

Todas estas acciones que realiza ENEL, sumado a la instalación de viveros, jornadas de reforestación y una fuerte campaña de concientización a través de los medios de comunicación, garantiza la preservación del agua que, si bien es producto del Ciclo Hidrológico, para la empresa también tiene un valor económico, porque hay que embalsarla, protegerla, conservarla y hacer uso sostenido de ella, y “para esto se necesita de instalaciones, presas, canales, tuberías pesadas, túneles para conducirla hasta las turbinas y que estas realicen el trabajo mecánico para generar energía”, detalla el Ingeniero Jorge Desayes, Director General de Generaciones de ENEL.

 

Es decir, el agua cumple la función del combustible, pero produce energía más barata y sin contaminar nuestro planeta, de allí que este recurso es necesario e importante para la transformación de la matriz energética del país, la que alcanzó un 75.94% a base de fuentes renovables en el 2020, según cifras de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica, ENATREL.

 

La hidroelectricidad por ser más económica, sostenible y eficiente, “ha permitido que ENEL como empresa estatal aporte y continúe aportando al desarrollo del país y de las familias al amortiguar o subsidiar la tarifa energética”, indica el ingeniero Desayes.

 

Por eso y todos los valores ambientales, culturales, económicos y sociales que tiene el agua, en el marco de su Día Mundial este 22 de marzo, la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL) refirma su compromiso y hace un llamado a cuidar este recurso para asegurar la vida y la generación hidroeléctrica en el país por más años.

 



{{#image}}
{{/image}}
{{text}} {{subtext}}